Prepárate para entrar de lleno a este universo de tradición y cultura, ya que el Día de Muertos, nombrado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde 2008 por la UNESCO, requiere y merece muchos párrafos en esta nota. 

Para empezar, te contamos sobre el origen de esta festividad. 

Origen del Día de Muertos

Antes de que los españoles llegaran a conquistar las tierras de México, los indígenas ya llevaban a cabo algunos rituales para venerar a las ánimas y los cuerpos de los difuntos. 

Por ejemplo, la civilización mexica rendía culto a los dioses del inframundo, Mictecacíhuatl y Mictlantecuhtli, quienes se encargaban de definir el destino de cada ánima. Ambos eran los señores del “Mictlán” o “lugar de los muertos”, el cual se dividía en secciones dependiendo del tipo de muerte que tuviera la persona. 

Para que el alma iniciara su camino al más allá, necesitaba ayuda de los vivos. En cuanto alguien moría, las mujeres ancianas comunicaban el deceso a través de llantos y gritos. Después se concentraban los bienes del difunto junto a él o ella y el cuerpo era simbólicamente “alimentado” con los mejores platillos. A los cuatro días, el difunto por fin era enterrado o cremado.

Cuando llegaron los españoles, las creencias católicas europeas se fusionaron con el ritual prehispánico para dar lugar a lo que hoy conocemos y hacemos durante el Día de Muertos, que en realidad son dos días de fiesta: el 1 de noviembre es el Día de Todos los Santos, en el que recordamos a todos aquellos que murieron sin ser beatos o santos, especialmente a los niños; y el día 2 de noviembre es el Día de los Fieles Difuntos, en el que rendimos honor a todas las ánimas que no han llegado al paraíso.

El altar de muertos

El altar de muertos plasma la creencia de que los difuntos regresan al mundo de los vivos para pasar tiempo con sus seres queridos y consolarlos por su pérdida. 

Hay muchos tipos de altares, de todos tamaños y colores, pero los más representativos son: los de 2 pisos, los cuales simbolizan el cielo y la tierra; los de 3 pisos, al que se le añade el nivel del purgatorio; y los de 7 pisos, que, según la cultura otomí, son los pecados capitales y los pasos necesarios que debe cruzar un alma para llegar al cielo. 

Ofrendas en el altar 

Un altar de muertos busca integrar los 4 elementos (agua, viento, tierra y fuego) y puede llevar tantas ofrendas como te imagines, pero hay componentes clave que no pueden faltar:

  • Fotografía(s)

La fotografía del difunto se coloca en el primer nivel del altar. Puede ser un altar dedicado a una sola persona o a varias.

Es la representación del viento y la alegría a través de distintos colores y formas.

  • Agua y sal

El agua se ofrece para que los difuntos mitiguen su sed después del recorrido que hacen para visitarnos. Por su parte, la sal es el elemento de la purificación.

  • Flor de cempasúchil

La flor de cempasúchil, también conocida como “flor de veinte pétalos”, es originaria de México y es típica de la temporada. En Mesoamérica la consideraban como la más bella de todas. Se cree que sus pétalos guardaban el calor del sol por su color anaranjado intenso, e iluminaban el camino de regreso a las ánimas. 

  • Cruz de cal 

La cruz es un símbolo incorporado por los españoles con el fin de introducir el catolicismo en México. La cruz de cal en el altar, además de hacer referencia a la religión, representa los cuatro puntos cardinales (norte, sur, este y oeste), vitales para guiar a las almas en su camino de regreso.

  • Calaveritas de azúcar

El “tzompantli” de la era prehispánica era una especie de altar para el sacrificio a los dioses, el cual contenía cráneos reales. Los españoles decidieron sustituirlos por cráneos elaborados con alfeñique, que es una confitura de azúcar de caña, decorados con azúcar glass de colores. Incluso es común que cada persona viva tenga una calaverita con su nombre; esto es para recordarnos que la muerte es parte de la vida. 

  • Velas

Las velas, con su luz y su fuego, guían a las ánimas hacia el altar y sus ofrendas.

  • Frutas

Suelen colocarse las frutas de la temporada, como mandarinas y naranjas, para brindarle un aspecto más natural al altar, con mayor color, y para nutrir a los difuntos.

El origen del pan de muerto proviene de los sacrificios prehispánicos que los hombres realizaban a los dioses, principalmente los corazones de las princesas. Durante la colonización, los españoles cambiaron esto y simbolizaron dichos rituales a través de un pan, el cual se bañaría con azúcar pintada de rojo (aunque actualmente no suele ser de este color). 

La forma circular del pan significa el ciclo vida-muerte. El círculo del centro simboliza el cráneo y los costados las canillas y las lágrimas derramadas por la ausencia de los seres queridos. 

Los aromas son muy importantes al momento de atraer a las ánimas; es por ello que el copal o el incienso son vitales en el altar, pues su esencia, además de agradable, se considera“purificadora”, es decir, se limpia el ambiente de los “malos espíritus”.

  • Bebidas y comida típica

Con esto se personaliza el altar. Uno de los momentos más especiales al armarlo es cocinar para nuestros seres queridos que ya no están presentes y ofrecerles sus bebidas y platillos favoritos. Es una manera muy especial de darles la bienvenida. 

Calaveritas literarias, catrines y catrinas

Se dice que los mexicanos tienen arraigada a su cultura y personalidad la picardía, y que son los únicos en el mundo en “burlarse de la muerte”. Pues bien, más que una burla, es encontrarle el humor y la alegría a todo momento. Las calaveritas literarias son un gran ejemplo de esto y, aunque no surgieron específicamente para la celebración del Día de Muertos, años más tarde se atribuyeron a esta fecha por su temática.

Escritas en forma de verso con rimas, nacieron en el siglo XIX como una forma burlesca y satírica de expresarse. La primera fue publicada en 1849 por el periódico “El Socialista” de Guadalajara, acompañadas de una ilustración llamada “La Calavera Garbancera” creada por José Guadalupe Posadas, la cual criticaba a las mujeres indígenas que pretendían ser europeas, y a quienes se les apodaba “garbanceras”. 

Años más tarde, el muralista Diego Rivera incorporaría esta calavera a una de sus obras, llamándola “La Catrina”, y desde entonces las conocemos con ese nombre.

La Calavera Garbancera de José Guadalupe Posada
La Calavera Garbancera por José Guadalupe Posada
Foto vía Wikipedia

Te compartimos un extracto de la famosa Calavera Garbancera:

Hay hermosas garbanceras

De corsé y alto tacón;

Pero han de ser calaveras,

Calaveras del montón.

Gata que te pintas chapas,

Con ladrillo o bermellón;

La muerte dirá: ‘No escapas’,

<<Eres cráneo del montón>>.

José Guadalupe Posada

11 festivales icónicos en México

La celebración del Día de Muertos en México se realiza con ciertas variantes dependiendo de la región. Cada ciudad o pueblo incorpora su toque particular a la fiesta, dando como resultado una variedad de festivales que merece mucho la pena vivir. Aunque en 2020 la mayoría de ellos no podrán presenciarse personalmente, algunos transmitirán por streaming sus actividades. Y sobre los demás… tendremos que esperar al próximo año.

Desfile de Día de Muertos en Ciudad de México
Foto vía almomento.mx

Desfile de Día de Muertos en CDMX

Este desfile es uno de los más impresionantes, ya que exhibe calaveras gigantes, ya sea caminando o montadas en carros alegóricos, así como catrinas que recorren el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, desde la Estela de Luz con dirección al Zócalo.

En esta edición no te quedarás sin verlo, pues la compañía productora y agencia creativa Vuela Corp, encargada de llevarlo a cabo junto con el gobierno de la ciudad,  ha anunciado el lanzamiento de la aplicación “Xóchitl y El Mundo de los Muertos”, la cual tendrá realidad aumentada para disfrutar al máximo de esta fiesta de manera virtual.  

Festival de Tradiciones de Vida y Muerte en Cancún

El parque ecoturístico Xcaret, localizado en Cancún y muy cerca de la Riviera Maya, realiza esta emblemática celebración año con año y buscar ser una ventana para promover la vasta cultura de México. 

¡No te pierdas sus transmisiones en vivo a través de YouTube! Encontrarás más información aquí.

Festival de Calaveras en Aguascalientes

Desde 1994, este festival es el favorito de muchas familias ya que cuenta con más de 200 actividades y un extraordinario desfile. En él se rinde homenaje a José Guadalupe Posadas, el creador de “La Catrina”, ya que era originario de esta ciudad. Se lleva a cabo en las instalaciones de la Feria de San Marcos, famosa por ser la más importante del país. Conoce los detalles de este año en su página de Facebook.

Festival de la Luz y la Vida en Puebla

Realizado en Chignahuapan, pueblo mágico de Puebla, su recorrido de antorchas es impresionante. Esto se hace al anochecer, con el fin de recibir a las almas y guiarlas hacia las ofrendas en cada uno de los hogares de la región. También se celebra con espectáculos de danza y música, comida tradicional y juegos pirotécnicos que te acompañarán hasta el centro. 

Este año algunas actividades se realizarán con el aforo del 33%. Conoce más detalles aquí.

Gran Festival de los Pixanes en el cenote Zací, Yucatán

Valladolid es un pueblo mágico ubicado en Yucatán. En él se encuentra el cenote Zací, donde se lleva a cabo este festival. Se realiza una ceremonia maya, así como la celebración a los “pixanes” (espíritus de los difuntos) y se narran interesantes leyendas. El lugar por sí solo es místico y añadirle lo tradicional de la celebración como los altares o concursos de catrinas y catrines lo hace todavía más especial. 

Por cierto, se dice que por las noches pueden verse los aluxes (pequeños duendes del imaginario maya), así como el espíritu de un guerrero maya. 

Festival del Café, Chocolate y Pan de Muerto en Coyoacán, CDMX

Este festival es para los golosos que aman un exquisito pan de muerto artesanal con una taza de chocolate caliente. En promedio se reúnen poco más de 80 expositores con delicias como las calaveras de azúcar y amaranto, postres, tamales, así como aquellos que venden prendas de vestir y artesanías. En esta página de Facebook encontrarás la información para poder asistir.

Festival La Calaca en San Miguel de Allende, Guanajuato

San Miguel de Allende es una ciudad icónica en el estado de Guanajuato y en todo México, y lleva a cabo uno de los festivales de Día de Muertos más artísticos de todo el país. En él puedes disfrutar de talleres creativos, exposiciones de arte en vivo, arte digital, visitas a cementerios o a los altares, cine y música, todo bien maridado con las delicias culinarias de la región y mixología. 

Festival Xibalba en el Estado de México

Un espectáculo de música electrónica que dura aproximadamente 20 horas. Los DJs se las ingenian para darle un toque diferente a sus ritmos con la temática del Día de Muertos. También hay gastronomía, muchos disfraces y altares. Este año puedes seguir sus transmisiones en vivo a través de su página de Facebook.

La Noche de Muertos en Pátzcuaro, Michoacán

Este no es un festival como tal, pero sí es una celebración muy especial, puesto que las comunidades purépechas, que son las más cercanas al lago de Pátzcuaro en Michoacán, conservan esta tradición casi intacta desde tiempos inmemorables; así que vivir el Día de Muertos en este lugar es como si lo vivieras hace muchos años atrás. Además, Pátzcuaro es un pueblo mágico, y esto es una garantía de que todo será espectacular durante tu visita. Descarga aquí los lineamientos y el programa 2020.

Xantolo en La Huasteca Potosina

El término “xantolo” proviene de la combinación del término castellano “xanto” (santo) y del náhuatl “olo”, que significa abundancia, por lo tanto, quiere decir “todos santos”. Más de 15 municipios pertenecientes a la región Huasteca de San Luis Potosí celebran el Día de Muertos con bailes, música, altares, paseos por los panteones, gastronomía y bebidas. También es muy común ver desfiles de catrinas y presentaciones en vivo. Conoce más sobre el Xantolo aquí.

Festival de Las Almas en Valle de Bravo, CDMX

Valle de Bravo es un Pueblo Mágico ubicado al oeste de la Ciudad de México y desde hace 16 años celebra este festival, en el que se disfruta de exquisitas delicias culinarias, presentaciones musicales en vivo nacionales e internacionales (incluyen a la Orquesta Filarmónica Mexiquense), danza y mucho más. Te dejamos su página de Facebook para que consultes las actividades disponibles en esta edición.

Como puedes ver, el viaje al universo de los muertos está lleno de vida. A raíz de la famosa película de Disney, Coco, la celebración mexicana ha sido comprendida a nivel internacional. No importa en qué lugar del mundo te encuentres, ¡cuéntanos cómo le rindes honor a tus seres queridos o dinos qué es lo que más te gusta del Día de Muertos en México!