La primavera es quizá la estación más importante en términos de renovación; el equinoccio representa el inicio de esta época, además de ser una oportunidad perfecta para alinearse con la energía del universo y purificar el alma a través de diferentes rituales basados en técnicas milenarias. 

Incluso muchas de estas costumbres provienen de culturas que celebraban la llegada de la primavera y aprovechaban la alineación de los astros para realizar rituales de sanación. Las antiguas civilizaciones realizaban este tipo de ceremonias bajo la suposición de que los cambios de estación marcaban el sano crecimiento de las cosechas, así como los ritmos de la naturaleza. 

¿Qué es el equinoccio? 

Más allá de su significado contemporáneo y prehispánico, en términos astronómicos, es el momento del año durante el cual el sol, gracias al movimiento de traslación de la tierra, se sitúa sobre el ecuador lo cual provoca que la duración del día y la noche sea la misma. 

Durante un año natural el equinoccio sucede dos veces, tanto en el hemisferio sur como en el norte, y aunque solo significa el cambio de estaciones, distintas culturas le añadieron un significado especial el cual ameritaba ceremonias, celebraciones, y en algunos casos, sacrificios. 

Actualmente los rituales del equinoccio primaveral se asocian al renacimiento, crecimiento y purificación, incluso se cree que son una oportunidad de transición. A continuación te presentamos 5 rituales que te ayudarán a renovarte espiritualmente.

Para recibir la primavera

La limpieza es muy importante para recibir esta época de la mejor manera, es una ocasión única para mover la energía que nos rodea, así como para agilizar procesos y flujos de prosperidad. Es importante deshacerse de todo lo que no utilices y esté acumulado en tu casa. 

Debes asegurarte de tener cajones, closets y gavetas ordenadas, limpias y libres de cualquier objeto viejo o roto. Limpia cada rincón de tu hogar y evalúa reordenar tus muebles para que la energía fluya de diferente manera.

Para la prosperidad

En la cultura mexica, el equinoccio de primavera estaba dentro del mes de las flores, el cual estaba dedicado a la diosa madre, Coatlicue; durante este suceso anual realizaban diferentes rituales para honrar a esta deidad. 

Entre las costumbres que esta cultura llevaba a cabo durante esta fecha estaban la meditación, el ayuno, ritos con danzas, coros y música, la quema de incienso, así como la preparación y consumo de bebidas endulzadas y fermentadas preparadas con maguey.

Para atraer la pureza

Si no tienes suficiente tiempo para preparar un ritual como los anteriores, existen también ciertas actividades que puedes hacer, las cuales, junto a los efectos del equinoccio, favorecen la tranquilidad y la paz. Por ejemplo, esta fecha es ideal para vestirse de blanco; este color permite rodearse de toda la energía positiva que este fenómeno natural trae consigo. 

Para abrir nuevos caminos

Esta estación es perfecta para emprender nuevos caminos y olvidar todos los malos momentos del pasado. Para lograr esto, te recomendamos escribir una carta con todo lo negativo que te sucedió anteriormente y quemarla. Después escribe una nueva que contenga todos los deseos que tienes para este año, concéntrate en todo aquello que anhelas, así como en la motivación que tienes para conseguirlo.

Ritual para la prosperidad: escribir todos tus propósitos y deseos en una carta.

Para bendecir el futuro

Si tu intención es atraer la prosperidad económica, el amor o consagrar futuros proyectos, te recomendamos sembrar algunas plantas aromáticas con cargas energéticas especiales, mientras visualizas tus metas. 

Para el dinero lo aconsejable es plantar una semilla de verbena; para atraer la salud, una de romero; o por otro lado, si lo que buscas es amor, te recomendamos una de clavo.  

Ahora que conoces algunas actividades para aprovechar el balance positivo del universo y la energía que el equinoccio de primavera trae consigo, ¿qué ritual prefieres para esta ocasión especial?