La historia de por qué tallamos calabazas en Halloween es muy conocida en Estados Unidos: un mito irlandés nos cuenta sobre Stingy Jack, quien engañó al diablo, y cuando Jack murió, Dios no le permitió entrar al cielo, ni el diablo al infierno. La gente comenzó entonces a tallar rostros demoníacos sobre nabos, para asustar el alma errante de Jack.

Cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a Estados Unidos continuaron esta tradición pero utilizando calabazas, ya que este fruto era nativo en la región.

¿Sabías que las calabazas de Halloween también se usan para celebrar su contraparte mexicana, el Día de los Muertos?

Cuando entra la temporada de otoño, llega el momento de la cosecha de las calabazas. La calabaza en tacha es un postre típico preparado para honrar el Día de Muertos.

La calabaza de Castilla, que es la que se utiliza en México, no es tan tierna como las anaranjadas que son tan comunes en Estados Unidos, y su color varía desde un verde jaspeado hasta un café anaranjado.

Se dice que cuando los españoles llevaron este tipo de calabaza a la Nueva España, la reina Isabel de Castilla disfrutó tanto del sabor, que decidieron llamar a esta fruta por en su honor.

Calabaza en tacha recibe su nombre de las cacerolas de cobre llamadas “tachos”, donde se solía preparar el piloncillo, para posteriormente cocinar la calabaza en la melaza restante.

Si este Halloween quieres cocinar tu calabaza en vez de decorarla, Isaac Esparza, Chef Ejecutivo de Casa Velas te comparte su receta favorita de Calabaza en Tacha. ¡Que la disfrutes!

Ingredientes:

  • 2 a 2½ kg calabaza mediana
  • 2 l de agua
  • 2 pzs. (500 gr) piloncillo
  • 1 pza. naranja entera
  • 3 pzs. canela en raja
  • 2 pzs. anís estrella
  • 2 pzs. clavos de olor

Preparación:                          

  • Vierte el agua en un tacho de cobre, o en una olla de barro profunda hasta que hierva. Incorpora las especias y la naranja cortada en rodajas
  • Permite que hierva por un par de minutos para que los aromas infusionen el agua
  • Agrega el piloncillo y remueve hasta que se disuelva por completo y se forme un jarabe.
  • Corta la calabaza en trozos grandes , normalmente yo la corto en 6 u 8 trozos. Retira las semillas.
  • Coloca la mitad de los trozos en el tacho, con la piel hacia abajo, y la otra mitad encima de estos pero con la piel hacia arriba.
  • Cocina a fuego medio- bajo, hasta que la calabaza este melosa y suave, esto toma aproximadamente 45 a 50 minutos. La calabaza que se consigue en Estados Unidos es más tierna, por lo que el tiempo de cocción puede ser menor.
  • Retira del fuego y deja descansar por 30 minutos dentro del jarabe.
  • Retira con cuidado la calabaza del jarabe, tratando de sacar los trozos completos y tapa con papel aluminio.
  • Coloca una vez mas el jarabe sobre el fuego y cocina por 15 a 20 minutos más, para que este se reduzca y se espese un poco más. Remueve ocasionalmente la mezcla.
  • Sirve la calabaza y baña con el jarabe resultante de la reducción.

¡Buen provecho!